lunes, marzo 06, 2006

Retornando a "El museo del Prado.Una visita virtual"

logo de la revista La puerta
“…Aunque la noche delire como un pájaro en llamas Aunque no dé a la Gloria la puerta de Alcalá Aunque la maja desnuda cobre quince y la cama Aunque la maja vestida no se deje besar...” Joaquín Sabina (Yo me bajo en Atocha)
En 1998 escribí un artículo denominado El museo del Prado. Una visita virtual. Han pasado 8 años de aquel artículo en el número inaugural de la revista La Puerta sin embargo más allá de los cambios de estilo de la página inicial, la visita virtual continua exactamente igual. Decíamos en el resumen por entonces: “Tomando como ejemplo la página WEB del Museo del Prado, propongo analizar sus contenidos en función de una experiencia de aprendizaje. Entendiendo la vivencia estética relacionada con el desarrollo del sujeto y comparándola con la experiencia visual ante el cuadro real. Una mirada epistemológica abre preguntas acerca de la virtualidad. Realizaré una reflexión sobre el tipo de imágenes y su relación con los textos que se presentan en las páginas WEB. Como conclusión propongo, finalmente, el concepto de simultaneidad de aprendizajes narrando una experiencia de navegación grupal por las páginas del Museo del Prado, donde sujetos de diferentes países navegan simultáneamente con combinación de herramientas, comentarios y análisis en línea.” Básicamente el artículo ponía en cuestión la idea de museo virtual como copia o mimesis del museo real y discernía sobre las posibilidades de pensar los museos en Web de un modo diferente a la mera acumulación de cuadros y obras. En su segunda parte planteaba una experiencia de navegación grupal y trabajo colaborativo con las herramientas vigentes por entonces bajo el nombre de “simultaneidad de aprendizajes”
“Los conceptos de sincrónico, asincrónico, sintópico y asintópico pierden su consistencia arrastrados por una marea que nos hace navegar fascinándonos con la idea de un tiempo y un espacio que se independiza en parte de la materialidad que nos determina. Durante la década del '60 existieron las experiencias rupturistas denominadas happening, cuya pobre traducción podría ser suceso. En abril de 1966, la argentina Marta Minujin, el alemán Wolf Volste y el americano Allan Krapov , idearon una actividad, donde los sucesos "sucederían" en tres partes del mundo a la vez, tomados como trozos de acción a desarrollarse en tres ciudades, con apoyatura de los medios de comunicación y de la tecnología existente en ese momento. En el centro de esta cuestión estaba la simultaneidad. Treinta y ocho años después Internet nos brinda la posibilidad de estas simultaneidades a diario. La experiencia que narraré como cierre y la descripción de las herramientas utilizadas formaron parte del encuentro de un grupo de personas en la red para visitar la página WEB del Museo del Prado, utilizando el programa ICQ. Se trata de un programa pequeño, que permite entre sus recursos, detectar usuarios conectados a la red, realizar conversaciones on line "chateo", envío de mensajes y archivos. Es una herramienta de enorme potencialidad que es observada con interés para el campo del teletrabajo. Navegamos juntos. No hubo intención de convertir esto en una experiencia didáctica, pero las conclusiones que se desprenden hacen que sea posible una experiencia educativa y estética compartidas, que aporta al derrumbe de la idea de aula como lugar único de aprendizaje. Quienes estábamos allí, nos impulsaba la curiosidad de un recorrido virtual, el deseo de contemplar obras y de comentarlas on line. Se necesitaban pocos recursos, conexión a Internet, un navegador y el ICQ para poder dar indicaciones y comentarios. En este caso, el conocimiento de la página por mi parte, me hacía llevar la voz cantante e indicaba qué página abrir. Allí los participantes, observábamos, probábamos, leíamos los textos, mirábamos el cuadro y a la vez comentábamos por ICQ. Así hasta concluir una página y pasar a la siguiente.
Considero que con las herramientas de la denominada Web 2, los webmail, los wiki y el mejoramiento de la conectividad no solo vuelven validos aun los conceptos explicitados sino abre la puerta a nuevas experiencias de visitas virtuales. Uno cambia, la tecnología cambia, la visita virtual del museo del Prado continua igual.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

OLAaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!! :D :D



qeEeeeeeeeeeeee TALLL???????? com ESteuuuuu????????? :O


JO TAmbeeeeee us estimo moOOOllttt MoOOOolLTt!!!! (L)



Un besiTooo a tooooottttttttsssss*




perooo una cosa.... :$ com es fa una visita virtual al museu?







Att: ññññññ...ñññññ... me enfadat i ara no us u dire..!!!!!!!! :D :D

1/10/2008 03:58:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

feeeeeeeeeeooooooossssssss!!



Pepeeee una cosaa!! sapsss qi soc?? sii soc jo!! no u saps¿ segur qe si va omeee! no testressiss qe soccc iooo1! ioooooooo !! ioooooooooo!! joder... qe no ten recordess¿¿ tiooooo kin memoriaaaaaaaaaaa! em cago en tottttttt!!! :D:D:D:D:D

1/10/2008 04:01:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home